Empleadas Domésticas

En General las condiciones laborales de una empleada del hogar dependen de si éstas son internas o externas la que comúnmente se le denomina “cama adentro” o “cama afuera”, estas condiciones se fijan de antemano con la familia contratante y varían en función del lugar de residencia.

Por una parte, las empleadas externas no viven en la casa con la familia, pueden cobrar por horas o por días y normalmente reciben un sueldo algo más parecido a de las empleadas internas.

Éstas últimas, al vivir en el hogar tienen sus gastos de mantenimiento cubiertos, con propia habitación y comida. Suelen trabajar entre 10 y 12 horas diarias, desde que el niño se levanta hasta que se acuesta y normalmente tienen 24 horas a la semana para descansar, aunque no necesariamente durante el fin de semana.

Si bien hay que respetar los horarios de los empleados, algún día puede producirse un imprevisto, por lo que se puede pedir un margen de flexibilidad.

Los honorarios deben acordarse antes de formalizar el contrato, en el que además de incluir el salario estipulado, deben constar los detalles del seguro médico, las vacaciones, los días de fiesta y las horas de trabajo.

En cuanto al sueldo, es habitual que éste venga determinado por la experiencia, la formación, el número de niños que haya que cuidar, y las responsabilidades laborales que vaya a tener la cuidadora.

LEY DEL TRABAJADOR DEL HOGAR N° 27986

Infórmate todo acerca de la ley del trabajador del hogar N° 27986, que tiene que saber el empleador AQUÍ