¿Por qué contratar un vigilante de seguridad?

¿Por qué contratar un vigilante de seguridad?

Hoy en día, el problema de muchas personas es lidiar con la delincuencia en sus propiedades. Contar en nuestro negocio, empresa, local, comunidad, solar, coto, parque empresarial, evento, etc. con un vigilante de seguridad nos permitirá prevenir la delincuencia, mantener la seguridad y darnos un mayor sentimiento de protección y prestar asistencia y control de clientes, usuarios y empleados. En definitiva, impedir que hechos negativos dañen a nuestra empresa o instalaciones.

La vigilancia activa puede realizarse de manera fija en un entorno y horario determinados, o de manera esporádica cuando el servicio es puntual, como en eventos deportivos u obras y construcciones, por ejemplo.

Los vigilantes de seguridad son profesionales capacitados y formados para mantener la seguridad en el entorno para el que han sido contratados, y conocen las mejores técnicas de defensa personal, manejo de armas, y de actuación ante la presencia de intrusos.

El personal de seguridad llevará a cabo diversas tareas para garantizar la protección de todos nuestros bienes y la total tranquilidad:

  • Será el encargado del control de accesos. Supervisará la entrada y salida de determinadas personas, vehículos u objetos a un recinto, confirmará credenciales, comprobará mercancía o restringirá el paso a ciertas áreas. Además, asegurarará una óptima detección de posibles incidencias y las evitará. Para este tipo de servicio el personal se sirve de tecnología y sistemas que garantizan unos resultados óptimos, como escáneres, arcos de seguridad, tornos, equipos de autentificación, lectores de tarjetas, o todo aquello que sea necesario.
  • Dentro de la empresa, procurará que se cumpla la normativa y notificará sobre la misma a los visitantes para evitar que se produzcan incidentes. Asistirá a los clientes y empleados.
  • Sus conocimientos respecto al uso de armas y defensa personal le permitirán actuar en caso de situaciones comprometidas o de riesgo, como actos vandálicos o entrada de ladrones y delincuentes a las instalaciones. De esta manera, ningún miembro de la empresa o la comunidad verá comprometida su integridad ni pondrá en juego su vida.
  • Si disponemos de cámaras de seguridad en el recinto, el vigilante de seguridad podrá encargarse de su monitoreo, comprobando que todo marcha con regularidad dentro de las instalaciones.
  • En caso de que se produzca cualquier accidente, se encargará de supervisar el lugar de los hechos y avisar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Nadie mejor que él sabe controlar la situación y actuar de la forma que menos daños origine, manteniendo la calma.
  • Además, realizará rondas de vigilancia comprobando que todo está en orden cuando no haya actividad en la empresa, en el lugar de trabajo, o las zonas comunes del edificio permanezcan vacías. En un área extensa se podrán organizar patrullas de vigilancia que precisan de un vehículo para poder llevar a cabo el servicio de manera efectiva. Este tipo de actividad tiene un efecto disuasor y preventivo, ya que la continua presencia de vigilancia en una determinada zona disminuye las incidencias.

Si después de leer esto estás considerando contratar un vigilante de seguridad, en Cyrasa contamos con profesionales expertos en protección y exclusivamente preparados para realizar las tareas de vigilancia de forma eficaz y garantizando su total tranquilidad.

Share this post

Deja una respuesta